La galería de los Oficios (Galería Uffizi) fue construida por voluntad de Cosme I de Medici (1519-1574). Llegó al poder a la edad de 18 años en 1537 y poco después, gracias a su extraordinaria habilidad política y militar, se convirtió en el gobierno más poderoso de la Toscana.
En 1540 abandonó el hogar familiar y se trasladó al Palazzo Vecchio (palacio viejo), sede tradicional del gobierno de la ciudad.

Renovado el palacio, Cosme I dedicó su atención a la Piazza della Signoria y las zonas aledañas, con la intención de renovar el que era sin duda, el centro urbano del estado.

Para ello, eligió un barrio popular, que se extiende al sur de la Piazza della Signoria hasta el río Arno, para construir un gran edificio para los principales departamentos gubernamentales, conocido como la Galería Uffizi (oficinas) .
El proyecto encomendado a Giorgio Vasari, pintor y arquitecto favorito de Cosme I, empezó a hacerse realidad en 1560.

Después de muchos cambios y ampliaciones, fue hasta el siglo XIX (1842-1856), cuando se completó el proyecto de Vasari, cuando se realizaron 28 estatuas de mármol colocadas en nichos de pilares afuera de los Uffizi para representar a los hombres ilustres de la Toscana.

En la segunda mitad del siglo XIX comenzó la tendencia de transformar las oficinas en una galería de arte, por lo tanto se eliminaron algunas de las estatuas del Renacimiento enviadas al Museo Nacional del Bargello y estatuas Etruscas trasladadas al Museo Arqueológico.